2018

Sociedades libres (SL)

Un portal sobre el proceso secesionista seguido en Cataluña por sus dirigentes políticos

Traducción al alemán, catalán e inglés

Página inicial

El proceso separatista de Cataluña
La enseñanza y el adoctrinamiento
Medios de comunicación y adoctrinamiento
La manipulación de la historia y el separatismo
Soluciones a los problemas generados por separatismo
Presentación de "Sociedades libres" La lengua como instrumento separatista Libros de texto y adoctrinamiento El independentismo como negocio Prensa diaria Contacto: info@sociedadeslibres.com

La vía eslovena
Román Langosto

Un político con importante responsabilidad que se permite, por encima de sombra alguna de voluntad democrática, decretar la muerte de decenas de sus conciudadanos merece la destitución, la cárcel y el ostracismo. Impasible, aquel que deseó la llegada de los tanques a Cataluña, aquel que desprecia a los españoles por el simple hecho de serlo, con talante de sujeto convencido de su designio histórico, suelta ristras de barbaridades que sus conmilitones —ansiosos de épica, pero acojonados con las consecuencias que pueden venir de semejante épica— no cuestionan, solo explican. Mientras tanto, el gobierno bonito advierte, y advierte desde la impotencia de esa España débil que pende del hilo que sujetan los separatistas.

La revolución de Eslovenia costó pocos muertos. Fueron días atroces, pero sólo diez. Los tanques de origen ruso que manejan los serbios, anticuados pero eficaces, barrieron las fronteras de agentes separatistas eslovenos. Los carros eslovenos quedaron atascados en el oeste del territorio, por eso los separatistas hicieron frente con miles de soldados improvisados que salían de cualquier lugar. Murieron de formas horrendas, carbonizados dentro de camiones, en hondonadas, contra los muros de bonitas casas pareadas y en las rotondas de los paseos.
El comunismo yugoslavo era el más abierto, exportaba cuadros gerenciales a las industrias de los países no alineados. Su producción era un ejemplo de autogestión y ese modelo era conocido y estudiado en las escuelas de negocios de la época, dando lugar a muchas cooperativas que surgieron en oriente y occidente según el modelo de aquel socialismo yugoslavo.

Sin embargo, la revolución nacionalista en Eslovenia abrió la caja de los truenos, pues despertó el nacionalismo serbio, y el croata, y el montenegrino, y el kosovar. Y llegó un iluminado. No uno, dos, tres, muchos. Y los vimos subidos en las torretas de los tanques, junto a las escotillas, en los glacis, e iban lanzando arengas, igual que algunos presos del procés, la misma actitud. ¿Los croatas os han ofendido? No permitáis que los ustachas sigan haciéndolo. Y lanzaban a las masas contra vecinos y conciudadanos. Fue la última guerra balcánica. La guerra en Europa otra vez. Está todo filmado. Un general serbio, Ratko Mladic, sitió Srebrenica y Sarajevo, la capital de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984, con cientos de cañones, y dio una orden a sus artilleros digna de la épica guerrera de tiempos medievales:

"Bombardead Sarajevo hasta que los fetos lloren de terror en los vientres de sus madres."

Bella retórica de una mente enferma que también mereció el ostracismo y la peor de las indignidades, por más que falleció antes de que la justicia europea pudiera condenarlo. Bella retórica, mezclando la muerte con las mujeres embarazadas, y yendo más adentro, hasta llegar a los fetos. Mladic quería erradicar hasta la simiente en una limpieza étnica cuyo antecedente estaba en la barbarie de Ante Pavelic —croata éste, poglavnik de los ustachas—, un Pavelic que amedrentaba hasta a los mismísimos jerarcas nazis, que le llamaron la atención muchas veces por su diligencia en resolver asuntos raciales. Radovan Karadžic, Miloševic y Mladic, seres anormales y fieramente taimados a los que se dio medios para el crimen, y no dudaron.
¿Tiene ya el político al que se alude preparado su Mladic para dirigir los cañones hacia Badalona, Tarragona u Hospitalet? ¿Se contentará con pocos muertos, con un precio pequeño, asumible?

Barcelona, 12/12/2018

Román Langosto

 

 

• Entidades que luchan por poder utilizar el español en toda España, por mantener su integridad territorial y por evitar el establecimiento de varias clases de ciudadanos. Acceso

——— —— —— ——— ——

• Libros sobre el proceso secesionista seguido en Cataluña por sus dirigentes políticos. Acceso.

——— —— —— ——— ——

• Vídeos sobre el proceso secesionista seguido en Cataluña en las escuelas y en las calles. Acceso

——— —— —— ——— ——